Con tanta información fácilmente accesible desde múltiples fuentes en la nube, los estudiantes tendrán cada vez más control de su propio aprendizaje, cambiando el rol de los profesionales de la enseñanza, los departamentos de formación y el software de soporte. Esto conducirá en 5 años al fin de los Learning Management System (LMS) en el ámbito corporativo.