Archivo

Archivo para Mayo, 2009

CONFERENCIA VIA INTERNET NO ARANCELADA “EL ARTE & LA NEGOCIACION, INSTRUMENTOS PARA LA PAZ” DRA ALICIA MILLAN

Miércoles, 27 de Mayo de 2009

ORGANIZAN: ODR LATINOAMERICA, RESOLUCION ELECTRONICA DE DISPUTAS & PROYECTO CENTRO VIRTUAL DE RESOLUCION DE CONFLICTOS LATINOAMERICA.

FECHA: JUEVES 2 DE JULIO A LAS 18 HS DE BUENOS AIRES ARGENTINA, DURACION 1 HORA

EVENTO EN VIVO VIA INTERNET NO ARANCELADO, CON POSIBILIDAD DE INTERACTUAR CON EL DISERTANTE EN TIEMPO REAL.

TEMA: ” EL ARTE & LA NEGOCIACION INSTRUMENTOS PARA LA PAZ”

DISERTANTE: DRA CP ALICIA MILLAN

DIRECTORA DEL CENTRO DE MEDIACION & NEGOCIACION DEL CONSEJO PROFESIONAL DE CIENCIAS ECONOMICAS DE LA CIUDAD AUTONOMA DE BUENOS AIRES.

VACANTES LIMITADAS

TENDRAN PRIORIDAD DE DE REGISTRACION LOS MIEMBROS DE ODR LATINOMERICA WWW.ODRLATINOAMERICA.NING.COM

Inscripciones en:
Promo_btn13

General

ACCESO A VIDEO CONFERENCIA ” MITOS & REALIDADES DEL TELETRABAJO” DRA VIVIANA DIAZ

Viernes, 15 de Mayo de 2009
Comments Off

EVENTO REALIZADO EL 6 DE MAYO DE 2009 EN LA UNIDA DE TELETRABAJO DEL MISISTERIO DE TRABAJO DE LA NACION BUENOS AIRES ARGENTINA

General

SIETE PAUTAS PARA NEGOCIAR EL SUELDO

Domingo, 10 de Mayo de 2009

William Ury, catedrático de la Universidad de Harvard, dijo una vez que por cada minuto de negociación se requiere al menos un minuto de preparación. A continuación, siete pautas básicas para preparar la estrategia de negociación de un aumento de sueldo o de un ascenso.

* Definir lo que voy a transar: prepararse para la negociación significa anotar los puntos que quiero obtener para mi beneficio, pero también incluir los puntos de la contraparte. Estos últimos serán clave a la hora de acercarse a un acuerdo satisfactorio.

* No debilitarse: las personas que se sientan a negociar se debilitan en extremo cuando intentan doblegar del todo al adversario.

* Evitar el multinegociador: cambiar a los interlocutores no ayuda. La negociación implica tejer ciertos vínculos afectivos. Cuando cambian los actores se interrumpe ese proceso.

* Desterrar el tejo pasado : los antiguos negociadores solían ir con el tejo pasado , y a partir de ahí comenzaban a ceder. Eso es parecido a recrear un escenario falso que no ayuda a buscar puntos de acuerdo, pues se negocia permanentemente sobre supuestos irrealizables.

* Evitar la pistola sobre la mesa: el salario es el objeto que concita el mayor afán negociador y, también, alienta el mayor cúmulo de mitos, como por ejemplo que es recomendable negociar con una oferta de la competencia en la mano. Esa táctica puede convertirse en un arma válida sólo como último recurso, pues si ese argumento no va de la mano de un desempeño realmente óptimo, el jefe terminará la conversación con un váyase nomás .

* Sin compromiso: si se utiliza de forma recurrente una oferta de la competencia como arma de negociación, sería perfectamente válido cuestionar su nivel de compromiso con la organización.

* No use al compañero: las remuneraciones están altamente estandarizadas y, en esa línea, la comparación se debe dar con el mercado externo y no con el compañero de al lado.
FUENTE: LA NACION

General

International One Year MA in Conflict Resolution and Mediation at Tel Aviv University -

Domingo, 3 de Mayo de 2009

We are pleased to present the new International Program in Conflict Resolution and Mediation, Tel Aviv University’s one-year English-language MA starting in October 2009. It has been created following the success of the Hebrew-taught Evens Program’s MA in Conflict Resolution and Mediation that started six years ago and already has an outstanding reputation in Israeli academia.

This three semester program aims to offer students from around the world the opportunity to study the fundamentals of international conflict resolution. In response to the ever-increasing recognition in the academic world of the importance of conflict resolution, both as a credible research field and a field of practise, we intend to equip our students with the necessary academic and practical tools to address the assessment, management, and resolution of conflicts.

We are striving to attract a varied student body from all around the world, to create a dynamic and diverse environment comprised of a spectrum of experiences and perspectives.

Our interdisciplinary curriculum will expose the students to a comprehensive study of conflicts and their resolution from diverse perspectives; ranging from international law to psychological, political, cultural and economic perspectives, every relevant field will be incorporated during the first semester. During the second and third semesters, students will be able to choose from a variety of classes according to their interests. During the studies special focus will be placed on combining practical experience to the theoretical knowledge through simulations and workshops. The students will be guided throughout their studies by the negotiation and mediation skills that they will gradually cultivate. In addition, we are planning to offer a workshop on the UN and the Middle East: during the entire year, different UN representatives will introduce our students to their office’s role and goals, giving them insight about what happen “in the real world.” This collaboration will both enrich classroom dialogue and complement the students’ experience and in–depth research.

The faculty is comprised of outstanding lecturers from Tel Aviv University and other prestigious universities and expert practitioners, who will provide our students with the extensive knowledge and tools needed for venturing into the field of conflict resolution.

Many of our faculty members have been engaged in historical and present Middle East negotiations, and are committed to sharing with our students the intricacies of their hands-on experience.

Our program encourages and facilitates students’ enrolment in internships during their studies corresponding to their interests. Israel is home to an array of organizations committed to achieving conflict resolution at different levels. We believe the students’ involvement in their dynamic and innovative projects will add a unique dimension to their academic experience.

Admissions

A bachelor’s degree from a regionally accredited institution of higher education is required. Any field of BA is acceptable. However, compulsory reading material will be provided to the students before the classes start.

Admissions will be decided according to Work Experience as well as University Grades. Applicants will be required to complete an Overseas office application form and undergraduate transcripts, three letters of reference and a personal essay. The personal essay should be 300-500 words and discuss your purpose and interest in pursuing the MA in Conflict Resolution and Mediation, how the degree program fits into your overall professional growth, focusing in particular on the connection between the program and your academic and/or professional experience and your anticipated contribution to the program.

We highly recommend you to submit academic/professional recommendation letters. This is however not compulsory.

Foreign students who are not native speakers of English and who have not done their undergraduate degree work in English will be required to submit TOEFL or IELTS test scores with their applications. You may be asked to formally document that your undergraduate program was conducted in English.

All applicants will be interviewed by the Program Director or faculty in person or by telephone. You will be contacted after your application is complete and has been forwarded from the Overseas Office. Applications are accepted throughout the year but should be received by June 15, to be given consideration for the subsequent Fall

Please visit our website for further program information at: www.resolution.tau.ac.il
For all questions and comments please contact our Academic Coordinator Maureen Meyer at: maureenm(at)post.tau.ac.il

General

La negociación, según William Ury

Domingo, 3 de Mayo de 2009

Líder en el arte de acordar, este especialista de Harvard, que nos visitará en breve, da sus fundamentos

Ver mas fotos FOTO

La negociación, según William Ury Foto: Latinstock

Hablar con William Ury es fácil. Aunque él esté en Colorado, Estados Unidos, y la conversación se esté grabando en la sala multimedia de lanacion.com, Ury está entrenado en algo que parece tan simple, pero a veces se hace tan difícil: hablar con alguien tranquilamente, intercambiar ideas aunque a veces no se esté de acuerdo, o como en este caso, responder preguntas sin apuro y a conciencia. Es ésta una de las claves para realizar una negociación exitosa. Tomarse el tiempo para saber qué es lo que la otra persona necesita, cuáles son sus inquietudes, sus intereses, sus metas.

Ojo por ojo, y el mundo se quedará ciego, dijo con sabiduría Mahatma Gandhi, a lo que Ury adhiere plenamente y sostiene que “hay que estar dispuesto a hablar con todos, y que un buen negociador más que hablar, escucha”. De esta manera se puede lograr un cierto grado de empatía, una palabra muy importante a la hora de resolver un conflicto, que viene del griego y quiere decir padecer con .

En las habilidades para negociar está la clave del éxito o del fracaso en cuestiones laborales, políticas, étnicas, y también personales. Sin darnos cuenta, negociamos con la familia, en el trabajo, con los amigos. Los gobiernos negocian permanentemente; de hecho, Ury cuenta en esta nota qué recomienda para aflojar la tensión entre el gobierno de Cristina Kirchner y el campo.

Tiene credenciales para hacerlo. Está considerado un experto mundial en el tema. Es cofundador del Programa de Negociación de Harvard y autor, entre otros libros, de Sí…de acuerdo , que vendió 5 millones de copias en el mundo y fue traducido a 20 idiomas. También es mediador en conflictos internacionales y empresariales. Creó junto a Jimmy Carter una asociación para ayudar a terminar con las guerras civiles en el mundo, y hace poco intervino en un conflicto muy serio entre el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, y la oposición. Su última iniciativa se llama The Abraham Path Initiative , que busca crear un corredor turístico en Medio Oriente que siga el camino de Abraham, una figura unificadora entre el cristianismo, el judaísmo y el islam.

La buena noticia, según el especialista, es que quien no tiene esta capacidad de manera innata puede aprenderla. Hace 25 años que se dedica a dar conferencias sobre este tema, una de ellas se ofrecerá el 30 de junio en Buenos Aires, invitado por HSM.

-¿Podría explicar en qué consiste el método del Proyecto de Negociación de la Universidad de Harvard?

-La base está en preguntarse por qué la otra persona quiere lo que quiere. Qué hay detrás de eso, cuáles son sus expectativas, sus miedos, sus deseos. Si esto se entiende, hay grandes posibilidades de satisfacer ambos intereses. Esto no sucede si se está en una posición de yo gano, tú pierdes . Entonces, la idea es llegar a un punto donde todos ganen.

-¿Qué sucede si no se tiene idea de qué es lo que le pasa a la otra parte?

-Este método es bastante sencillo de aplicar, pero no es fácil. Muchas veces las personas no tienen idea de cuáles son sus intereses. Toman una posición y se quedan arraigados en ella, a veces sin saber muy bien por qué. Entonces la clave es sentarse con la otra persona y tratar de entenderse mutuamente. Para ser exitoso en una negociación, hay que ponerse en los zapatos del otro, y entenderlo. Todos tenemos esta capacidad. Se trata de ejercitar un poco la empatía. Desde ese lugar se puede cambiar una posición que parecía inamovible.

-Cuando usted habla de los cuatro puntos para una negociación exitosa, recomienda focalizarse en el problema, no en la persona. Es bastante difícil porque en general se tiende a pensar que se está ante una persona difícil

-Hay dos errores clásicos que se cometen a la hora de negociar. Uno es ser duro con la persona en vez de serlo con el problema, y así se rompen relaciones. El otro error clásico es lo contrario, ser débil con la persona creyendo que de esta manera va a aflojar, y terminamos siendo suaves con el problema.

-¿El primer caso tiene vuelta atrás?

-No es fácil, pero definitivamente sí; es posible reanudar una relación que se rompió por un conflicto. Lo he visto muchas veces en familias, entre países, en el plano de los negocios… Hay algunos pasos. El primero es que se comience a demostrar un poco de respeto hacia la otra parte. Un vez hice de mediador entre el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, y su adversario político. Ambos tenían sus seguidores y detractores y se temía que esto terminara en una guerra civil. Aquí, el principal problema era la falta de respeto entre ambas partes, en el nivel personal. Esta clase de falta de respeto es totalmente innecesaria y hace que las cosas sean mucho más difíciles. Nuestro trabajo entonces fue que las cosas volvieran a un clima de respeto, y entonces empezar a trabajar sobre los temas de fondo.

-¿Cómo lidiar con personas difíciles?

-Las personas difíciles suelen provocar, y producen reacciones. No se puede influir en una persona difícil si primero uno no influye en sí mismo. Es decir, hay que tener mucho cuidado en cómo reaccionamos. Cuando una persona está enojada hará el mejor discurso, del cual se arrepentirá. En estos casos uso la metáfora de ir al balcón; es decir, tomar un poco de distancia, pensar, enfriar la situación. Y mantenerse enfocado en lo que uno realmente quiere lograr de esa negociación.

-Según su libro Sí…¡de acuerdo ! usted habla sobre una diferencia muy importante entre intereses y posiciones. ¿Cuál es esa diferencia?

-En una negociación se comienza con dos posiciones. Sin embargo, preguntándose cada uno de los negociadores el porqué de cada posición se llega a intereses, y una vez allí, se puede tratar de satisfacer ambos intereses, quizá con otra alternativa que no tiene que ver con partir la diferencia en dos. A veces hay soluciones más creativas.

-¿Puede ser que haya sólo una opción y que los negociadores ganen o pierdan?

-Hace treinta años que estoy trabajando en esto, y nunca he visto negociaciones en las que haya sólo una opción. El ser humano es increíblemente creativo.

-Tenemos varios conflictos vinculados con el no diálogo en la Argentina; uno de ellos, entre el Gobierno y el campo, que ya lleva un año y que ha paralizado al país. ¿Qué piensa que podría hacerse?

- Un conflicto puede ser constructivo o destructivo. Conozco este caso por los diarios, y veo que tiene el carácter de un clásico conflicto en el que ambas partes quieren ganar. El resultado de eso es que ambas terminan perdiendo. Entonces, es el país el que termina perdiendo. El desafío es cómo transformar una situación en la que todos pierden en una en la que todos ganan. Para esto, hay que caminar en los zapatos del otro, focalizarse en intereses y no en posiciones. Buscar soluciones creativas y satisfactorias para ambos lados. Esto requiere respeto, ser educado con las personas, pero muy duro con el problema. Y es bueno introducir un tercer factor: todo conflicto suele tener dos lados. Por eso, hay que buscar un tercer lado, que puede ser la Iglesia, la Universidad, grupos de afinidad, miembros de la sociedad civil que digan a las dos partes: Miren , por el bien del país, de los chicos, de los grandes, de todos, hay que buscar una solución . En este tipo de conflictos, ambas partes se ponen muy rígidas porque ven el hecho de hacer concesiones como un signo de debilidad. Por eso, la voz de la comunidad adquiere mucha importancia.

-En este contexto de crisis económica mundial, ¿cómo se negocia un aumento de sueldo?

-En este contexto se negocian muchas cosas más: la permanencia en el trabajo, que el sueldo no baje, o un aumento, entre otras cosas. Para obtener un aumento, primero hay que ir al balcón. Es que en estos casos hay muchas emociones que intervienen. El miedo a ser rechazado, por ejemplo, o el miedo a que a uno no lo valoren. Hay que llegar a la reunión desde un lugar de calma y no de miedo. Hay que prepararse para la negociación, ésa es la mejor estrategia. Hay que preguntarse: ¿cuál es mi verdadero interés? ¿Otras personas ganan más que yo? ¿Quiero progresar en mi carrera? ¿Mi situación financiera es difícil? Hay que ponerse después en los zapatos del jefe y entender cuáles son sus intereses, y cómo explicarán tu aumento a su propio jefe. Y después hay que preguntarse cuáles son mis alternativas. ¿Qué pasa si no me dan el aumento? Si la alternativa es sólida, dará más poder al negociador. Otra cosa que se puede hacer es ser creativo, ver la manera para que la empresa gane más, por ejemplo, o traerle más clientes.

-¿Es negativo para un líder ser temido, o a veces esto le es útil?

- Si yo fuera Maquiavelo, en El Príncipe , diría que sí, que es mejor ser temido que amado. Yo no estoy muy de acuerdo. Si te temen, siempre tendrás enemigos que te quieren destrozar. Mejor es que te respeten. La manera de ganar el respeto no necesariamente tiene que ver con que agrades a todo el mundo, pero sí con ser una persona que respeta a otros, que no miente, que dice lo que piensa…

-¿Qué diría que es lo más importante, los hechos o las emociones?

-Ambos son igual de importantes en una negociación. Si uno suprime sus emociones, éstas vuelven en maneras impensadas. Es como la mano derecha y la mano izquierda, ambas son importantes. Caminar en los zapatos del otro significa también vivir sus emociones. Después de eso, se puede poner el foco en los hechos; es decir, en el problema.

-¿Hay ciertas cosas que no son negociables; por ejemplo, negociar con terroristas?

-No todo se puede negociar, pero el propósito de la negociación no es siempre llegar a un acuerdo. Casi todos los gobiernos que conozco negocian con terroristas. Eso no quiere decir que satisfagan sus demandas, ya que esto generará más terrorismo. Pero sí que puedan, mediante la negociación, llegar a influir en ellos. No creo en la política de yo no te hablo . La administración de Bush tenía esta manera de actuar: yo no hablo con Irán ni con Corea del Norte ni con Venezuela . Esto no funciona. Hay que estar dispuesto a hablar con todos.

-¿Qué pasa si en una negociación la otra parte es mucho más poderosa?

-Hay que focalizarse en las habilidades de negociación para equiparar el poder. El poder en la negociación reside en quién tiene la mejor alternativa. Por eso, hay que preguntarse: ¿cuáles son mis alternativas? ¿Puedo realizar alguna alianza? ¿Puedo mejorar los cosatos? Le doy un ejemplo: hubo una pequeña compañía de software, en Florida, que era proveedora de Microsoft y un día decidió que iba a competir con ella. Finalmente, esta pequeña empresa supo negociar con Microsoft y los persuadió de que continuaran juntos. Por eso destaco: es posible.

-¿Cómo es posible que mujeres con chicos puedan negociar su lugar en el trabajo y su salario?

-Esto, definitivamente, lleva negociación. Hay que destacar que las mujeres tienen más habilidades que los hombres en el campo de las relaciones humanas. Son muy buenas para ponerse en los zapatos del otro y deberían poner esto en la mesa de negociación, ya que es una cualidad esencial en el contacto con clientes, por ejemplo. Por otro lado, ellas tienen que entender cuáles son las necesidades de la organización, y cómo pueden ser de utilidad para ellas. Discriminar a mujeres es desperdiciar la mitad del potencial de la humanidad. Entonces, de nuevo, hay que usar la creatividad y proponer, quizá, trabajar unas horas en casa de manera de ser más efectivas.

-En la empresa familiar, ¿cómo planear una sucesión de mando sin herir a los hijos al elegir a uno para liderar la compañía?

-Esto no es fácil. El factor emocional es enorme en una familia. Hay que prestar atención tanto a las emociones como a los hechos. Aquí hay que sentarse y escuchar a cada uno de los hijos. Justamente, escuchar es la palabra clave, porque demuestra respeto. También hay soluciones creativas; por ejemplo, un director que cambia cada año o una votación. La idea es resolver la cuestión de la manera más justa posible. Y a veces, cuando la cuestión se pone espesa, es bueno llamar a un mediador con experiencia en familias.

-Esta pregunta es personal. Cuando tiene algún conflicto, ¿pone en práctica estos consejos? ¿Va al balcón a reflexionar? ¿O es como el resto de nosotros?

-Soy un ser humano, como todos. Debo decir que muchas de las cosas que hoy transmito las he aprendido de la manera más dura. Pongo en práctica estas cosas, pero también estoy en un proceso de constante aprendizaje.

Paula Urien
LA NACION

General

Has Online ADR Got a Future?

Viernes, 1 de Mayo de 2009

Every few years there is a wave of enthusiasm for online alternative dispute resolution. One can see one starting in the mid-1990s, and another in 1999-2000, and maybe a wavelet in 2004 or so. Some international bodies are thinking about it again, according to discussion at the ABA’s Business Law spring meeting over the past weekend.

Osgoode Hall Law School has just got a major gift to set up an online ADR centre, the largest in the world, according to the press story.

Can this be made to work? I know that pure numbers-based saw-offs can be automated, but can one get beyond that? Is the dispute resolution practice of WIPO or CIRA for domain names a useful precedent? eBay used to run Square Trade — did that not die? Fade away? (maybe it’s thriving…) How about the Better Business Bureau’s bbbonline?

I’m a believer in ADR generally, both mediation and arbitration (which are quite different in principle) but remain to be persuaded that they have widespread application online.

Want to persuade me? What principles am I overlooking, what successes am I ignoring?

General

El final de la utopia de los blogs

Viernes, 1 de Mayo de 2009
Comments Off

“En el futuro todos tendrán un blog”. Esa frase resume la posición de la idea, que dos años atrás parecía bastante extendida, de que los blogs eran el futuro de la publicación personal, a la que iban a monopolizar. O sea, que para poder publicar, necesariamente íbamos a tener que recurrir a la plataforma de blogs, ya sea gratuitos o instalados en nuestro propio dominio.

Esa idea no se hará realidad nunca. No todo el mundo necesita un blog, o lo quiere, o sabe como mantenerlo. El formato de la publicación personal no necesariamente va a pasar por los blogs, algo que demuestre el éxito de otros servicios Web. Facebook se ha demostrado muy aceptado gracias a su idea de crear una comunidad de contactos, donde es muy sencillo publicar y compartir materiales con nuestros amigos. Twitter ha logrado instalarse entre muchos usuarios de Internet, gracias a lo fácil que puede actualizar, y los breves textos que permite publicar.

Cuando se popularizaron, hace cuatro años, los blogs aparecían como una herramienta muy sencilla de mantener. Al fin y al cabo, la parte donde escribimos se parece bastante a un procesador de textos. Simplemente, vamos allí y armamos el texto. Pero aquello finalmente no fue tan sencillo. Escribir toma tiempo. Promocionar el blog, más tiempo. Y más tiempo: responder los comentarios, mejorar el aspecto visual, sumar más servicios… Mucha gente se aburría de pasar más tiempo en el mantenimiento técnico que en la escritura, y dejaron hace mucho tiempo su blog.

Hay que reconocerlo: es mucho más fácil mantener Twitter o Facebook. ¿Significa entonces que la popularidad de estos servicios Web condenan a muerte al blog?

La respuesta es NO, y las razones son simples: de la misma manera en que los blogs no son para todos, son plataformas excelentes para contenidos más elaborados y hacerlos públicos. Con el paso del tiempo, vemos que los blogs que sobreviven y mantienen su popularidad son aquellos que reciben mucha atención y dedicación por parte de quienes los mantienen. No sólo hace falta conocer sobre lo que escribimos y saber comunicarlo; hay que tener la tenacidad suficiente para lograr cierta difusión.

Pero tener un blog con cierta popularidad hace tiempo que no se limita sólo a escribir en él. Hay que saber aprovechar la capacidad de difusión de otras herramientas, como bien pueden ser Facebook y Twitter. Ambas pueden ayudarnos mucho a darle más publicidad a lo que escribimos. Y lo que publicamos en esos servicios Web puede integrarse a nuestro blog. Por ejemplo, si usamos Wordpress en nuestro propio servidor, nos bastarán con algunos plugins para integrarlos en nuestro sistema de publicación.

Los blogs no han muerto. Lo que ha muerto es la utopía de que todos necesitarían un blog algún día. No hay que pasar obligatoriamente por ellos para publicar en la Web. Pero si lo que nos interesa es tener espacio para escribir contenidos más elaborados y profesionales, hoy son la plataforma más adecuada. Si lo que queremos es hablar de nuestro día a día, o charlar con nuestros amigos, o publicar fotos de reuniones, se puede hacer en un blog. Pero hay otros soportes más sencillos de mantener.

De todos modos, ya saben: no van a poder hacerse conocidos en la Web si sólo publican en el “jardín cerrado” de Facebook, ni van a poder argumentar de manera demasiado elaborada en Twitter. Para esas cosas, siempre estará la plataforma de los blogs para ayudarlos.

Fuente:http://www.redusers.com/blogs/nomades/el-final-de-la-utopia-de-los-blogs

General